dilluns, 1 de novembre de 2010

Mujer inclinada a ocultarse




La gorra era un tejado demasiado inclinado, o sea, torcido del todo. Y como el rotulador no se borra así como así, empecé a tejer a mano, hice lo que pude. Así llegó esta "neska" a tener cierta armonía en su cabezota.

Todo el mundo le dice que es muy guapa. Pero ella, erre que erre, ¡siempre debajo de sus pelos en la cara! Supongo que tiene miedo a que se sepa toda la verdad.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada