dimarts, 15 de febrer de 2011

inklimanos


Me ha resultado muy costoso mantener el hilo interior de las sombras de mis dos manos, porque cada línea contenía una historia que confluía en otra y que no podía existir sin ella. Un nexo simbólico y dactilar.

Mis manos hablan sin necesidad de que mi boca emita sonido alguno. Se explican y me explican. Al igual, mis sombras me crean y me definen gracias a la luz y al calor que emana de otro lugar, un lugar que auque no puedo ver, ni tocar, existe.

Son manos de obra barata inklinadas, encarecidamente, a mani-festarse.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada