dijous, 10 de març de 2011

prohibido inklinarse


Lo que hay detrás y mucho más allá es un mundo de luz. Y sin embargo, le ponemos límites de velocidad, señales que nos obligan a parar, a no poder... y hasta señores con pistolas que nos pueden encerrar en un cuarto oscuro para siempre y que nos ilegalizan por "vías legales".

Pero de repente descubro que un STOP, leído al revés, es toda una señal.., una señal de libertad. Y me parece una gran revelación*.

* "Pots! significa ¡puedes! (en català).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada