dijous, 9 de desembre de 2010

Mujer no inclinada


Rígida como un palo. Estrecha. Pintada. Camuflada. Escondida. Tiesa. No es nada personal contra ella. Es algo personal contra mí. ¡Dios salve a la reinona y a su collar de perlas!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada