dimarts, 14 de desembre de 2010

sexos inklinados a ver más allá


Todo él es un experimento. Me refiero al dibujo, pero también al sexo. Ahí es nada. Hice un garabato y salieron órganos sexuales, patas, ojos, botijos, ranas, espermatozoides y un útero en medio, que podría ser tranquilamente una boca con cosas que sacar, que decir, que parir...

Le faltaba un toque de color, un poco de luz para alumbrar. Así que me puse a indagar. ¿Cómo se pinta con un ordenador aquello que está fuera de los límites?

Los sexos también quieren ver qué hay más allá de ellos mismos. De momento, amarillo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada